Cuánto me amas?

16 Ago

Las rosas están a la orden del día en la capital china

16 de agosto. Día de los Enamorados en China. En la calle hay rosas a la venta por doquier. Las tiendas ofrecen chocolates en cualquier tipo de presentaciones. Las pastelerías lanzan a sus vendedoras a las aceras para tentar a los transeúntes con muestras gratis de dulces y tortas.

Yo inicio la respectiva conversación temática con el intérprete, quien no demora en explicarme que hoy se festeja a los enamorados porque, en tiempos milenariamente lejanos, un hombre se enamoró de un hada, y un fulano dios -para variar- se molestó y los alejó. Pero ellos -para variar- se las ingeniaron e hicieron no sé qué cuánta cosa. El caso es que tanto se amaron que lograron que este dios les dejara consumar su pasión una vez al año, y ese día es hoy.

– “Y qué le compraste a tu novia?”, prosigo en mi charla de San Valentín.

– Un reloj, me costó 990 kuàis (igual en bolívares fuertes), y ella a cambio me dio un beso, un trato justo no?.

Tratando de ahondar más en el amor en los tiempos que corren, disparo pregunta tras pregunta. En menos de veinte minutos, el intérprete -un chico de 25 años que planea conquistar el mundo, pero de los negocios- me explica que para cuantificar el amor en la China moderna basta una calculadora.

Cuánto me amas se mide por cuánto gastas en mí. Simple, sencillo, pragmático.

– “Pero un chico acaudalado nunca saldría con una chica pobre, si las cosas son así. Entonces, una chica pobre no tendría oportunidad en el amor”, le comento desconcertada.

El intérprete no vacila en aclararme, ¿para mi consuelo?, que una joven de clase baja tiene oportunidades. “Sólo si es muy pero muy pero muy hermosa podría convertirse en la amante del chico rico, sino podría casarse con un tipo pobre, de su misma clase”.

Inmediatamente recordé un artículo que recién leí en estos días acerca del matrimonio en China. El reportaje exponía las opiniones de varias generaciones así como de especialistas que hablaban sobre la ¿evolución? de la relación de pareja en el país. Años atrás las personas eran forzadas a casarse con quienes sus autoridades consideraban más apropiado.

Ahora el amor es libre, ¿tan libre como ceros tenga el balance bancario de tu familia?. Ahora los jóvenes, los hijos de esos matrimonios forzados, tienen derecho a escoger, y escogen. Ya el Gobierno no les dice quien es el match más acertado para triunfar en sus vidas, ahora ellos lo deciden, y eso es una victoria. No se trata de poder amar, se trata de poder elegir.

Vuelvo a la fábula que da su origen al Día de los Enamorados chino, y concluyo que definitivamente es antiquísima, de aquellos tiempos involucionados y prehistóricos cuando en la China the love rules; porque de haber ocurrido a mitad de siglo, el dios les hubiese asignado una pareja a cada quién en función de lo que consideraba más pertinente; y de haber acontecido en los tiempos actuales, la hada ni muerta hubiese mirado tan abajo como para aceptar a un mortal cualquiera.

Anuncios

2 comentarios to “Cuánto me amas?”

  1. Blanca agosto 18, 2010 a 12:46 PM #

    Estaba libre desde el viernes y no te había leído. Pero me he reído hoy !que chinos tan capitalistas! jajaja…el amor allá se mide en dinero!!!!! que bolas y no que son comunistas?

    • Paula Ramón agosto 18, 2010 a 7:34 PM #

      Bueno, ya sabes como es, cuando el hambre entra por la puerta, el amor por la ventana jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: