La vida sin cortes

30 Abr

Una noche cualquiera estaba intentando capturar el sueño o que él me capturara a mi, cuando de pronto, blackout. El aire acondicionado apagó en seco. “Se fue la luz! c***” fue el espontáneo e inmediato pensamiento que cruzó por mi cabeza. La cabeza de alguien que viene de un país que durante los últimos años ha tenido que aprender a vivir con racionamientos de electricidad y agua. Donde los cortes no son la excepción, mas bien la infortunada regla.

Volví a la almohada mentando madres y esbozando palabrotas, porque el verano pequinés alcanza esas temperaturas que te derriten el buen humor. Allí recordé que esto es la China, aquí no hay apagones, o por lo menos no es un asunto rutinario. Lo que si hay aquí es un sistema de electricidad prepago. Pagas, luego consumes. Se acaban los créditos, se acaba la luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: